tips

“No tengo proyectos”: Cómo rescatar tu freelance

La crisis económica global es todo un problema actualmente. Según la comunidad freelancera, las cosas van un poco lentas, inclusive muchos comentan que no tienen proyectos desde hace meses. Otros tantos suertudos han tenido trabajo estable, pero no una experiencia magnífica. Estas no son buenas noticias para los freelancers en el 2023, pero no significa que están destinados al fracaso.

cómo conseguir proyectos como freelance
Foto de perfil de Christian Jacobsen
Christian Jacobsen  7 days

La crisis económica global es todo un problema actualmente. Según la comunidad freelancera, las cosas van un poco lentas, inclusive muchos comentan que no tienen proyectos desde hace meses. Otros tantos suertudos han tenido trabajo estable, pero no una experiencia magnífica. Estas no son buenas noticias para los freelancers en el 2023, pero no significa que están destinados al fracaso.

¿Qué se puede hacer en estos casos? Bueno, los optimistas dirán que lo peor de las crisis económicas ya ha pasado, que el dólar está subiendo de nuevo y que se aproximan tiempos mejores. Y, obviamente, esperamos que sea cierto. Pero si algo nos ha enseñado la década de 2020 es que el futuro no es nada seguro.

En última instancia, en tiempos difíciles como estos, no se puede confiar en nadie más que en ti. Tienes que depender de ti mismo para poder salir adelante y, como freelancer, gran parte de ello depende del marketing. Concretamente, el marketing de uno mismo y de su marca personal.

Eso no significa ser venderte como algo que no eres. Significa reconocer tus cualidades únicas, explicarlas claramente y amplificarlas a los ojos de las personas adecuadas.

Esta probablemente no es tu parte favorita del trabajo. Preferirías dedicarte a lo que te gusta, ya sea el arte, el diseño, la fotografía o lo que sea, antes que promoverte en redes sociales. Pero la forma en que te comercialices será el factor decisivo para que los clientes te elijan frente a tus competidores. Así de sencillo.

¿Cómo se llega hasta ahí? Sigue leyendo y te explicamos las distintas fases de creación de tu marca personal.

1. Define tu propuesta única de venta (USP)

Tu USP es la combinación única de habilidades, experiencia y cualidades personales que te diferencian de tu competencia. Hay algunas cosas que puedes cuestionarte para poder obtenerla, por ejemplo: "¿Cuáles son mis puntos fuertes como profesional creativo? ¿En qué habilidades especializadas o nichos destaco? ¿Qué aprecian los clientes de mi trabajo?

Eso no quiere decir, sin embargo, que tienes que ser un experto en ello. Muchos triunfan haciendo exactamente lo contrario. Por ejemplo, hay profesionistas que crean su carrera profesional en base a las necesidades de los clientes. Esta habilidad de ser multifacético te ayudará a poder trabajar con cualquier persona y saber por qué la gente prefiere trabajar contigo.

Pero seas generalista o especialista, lo importante es, tener un punto de vista propio y algo que te diferencie en tu trabajo. En otras palabras, decidir qué es lo que tú (y sólo tú) puedes ofrecer a un cliente. Una vez tengas eso clavado, todo lo demás debería seguirte, desde cómo escribes los correos electrónicos hasta el diseño de la web de tu portfolio.

2. Sé tú mismo

Las habilidades específicas que ofreces son sólo una parte de tu USP. La otra mitad, igual de importante, es tu personalidad. Al fin y al cabo, la gente contrata que contrata freelancers, está contratando individuos. Quieren tener una relación humana; una en la que de vez en cuando se hable de cosas sin importancia o se conviva sin conversar del trabajo. Pasamos gran parte de nuestras vidas trabajando, así que es importante divertirse mientras lo hacemos.

Recuerda que gran parte de obtener el trabajo es ser una buena persona, alguien con quien tus clientes se sientan cómodos. Así que siendo tú mismo destacarás de los demás y podrá ser más fácil que los clientes se identifiquen contigo.

3. Sé auténtico

Cuando el trabajo apura, la tentación es decir que sí a todo, aún en lo que no te sientes cómodo. Pero, en última instancia, lo peor que puedes hacer es llenar tu agenda de proyectos que no puedes tomar y, sobre todo, que no sabes hacer. Los clientes se darán cuenta de esa falta de autenticidad. En lugar de eso te recomendamos que honres quién eres y no pretendas ser alguien más frente a clientes.

Recuerda que es importante no intentar atraer a todo el mundo; tienes que ser selectivo con el tipo de trabajo que haces y con la gente con la que trabajas.

4. Recurre a clientes anteriores

Una vez que tengas tu USP, es hora de empezar a captar nuevos clientes. Hay muchas formas de hacerlo, y en nuestro artículo Cómo conseguir clientes internacionales como freelancer profundizamos en este proceso.

Sin embargo, una de las mejores formas de encontrar nuevos clientes es conseguir referencias de los que ya tienes. Ponte en contacto con tus clientes actuales, y pasados, y pregúntales qué les ha gustado de trabajar contigo. Al aprovechar para mostrarles cómo es trabajar contigo y no sólo los servicios que ofreces no solo atraerás a nuevos clientes, sino a otros con valores compartidos.

Una gran idea es que, después de terminar un proyecto con un nuevo cliente, le envíes un cuestionario de retroalimentación para conocer su opinión sobre ti y cómo fue trabajar contigo. De esta forma te aseguras de tener retroalimentación de todo cliente que pase por tu camino y así, usar esas referencias para futuros clientes.

5. Recurre a tu red de contactos

Tu red lo es todo. Cuando estás batallando en conseguir proyectos freelance, vale la pena recurrir a colegas, colaboradores y básicamente a todas las personas que hayas conocido en la industria creativa para encontrar trabajo. ¿Y si todavía no tienes una red? Acércate a otros miembros de tu comunidad que estén más avanzados y establecidos que tú; hacerte amigo constantemente de nombres con más experiencia puede ayudarte a destacar. Hazles saber que te gusta lo que hacen, o bien, hazles saber que estás ahí para ayudar. No hay puertas que cumplidos no puedan abrir.

6. Piensa en local, no en global

En teoría, las redes sociales te permiten promocionar tu trabajo a una audiencia global. Pero en realidad, conseguir clientes nacionales es más sencillo. Así que quizá sea mejor que busques clientes a nivel local, al menos para empezar. En muchas ocasiones lo que funciona mejor es hacerlo en pequeñas escalas. Si la competencia es demasiada a nivel global, a nivel nacional será más accesible. Es increíblemente difícil "destacar" en algo como LinkedIn, que es lo que todo el mundo quiere hacer. Pero destacar en tu comunidad empresarial local puede ser mucho más beneficioso y traer mucho más trabajo del que nunca necesitarás.

Sé la persona más agradable con la que trabajar y contesta a los correos electrónicos como un sueño. Además, apóyate en tu superpoder freelance y no te preocupes por lo que hacen los demás.

Up
Icono de Crema en color Blanco

Toma el control de tu operación como freelancer, empieza ahora, es gratis!

Unete a miles alrededor del mundo que ya disfrutan los verdaderos beneficios de ser freelancer 😌.

Foto de Freelancer disfrutando de la libertad