tips

5 errores que cometen los freelancers que dañan su reputación

En el freelance, las relaciones públicas son muy importantes. Tienen que ver con la reputación que tienes como freelancer, la forma en la que haz trabajado antes, cómo tratas a los clientes, lo que dicen de ti, etc. Las relaciones públicas forman parte de ciertos esfuerzos de marketing que tienen como objetivo protegerte para atraer y conseguir nuevos proyectos.

Mejora tu reputación con estos 5 consejos
Foto de perfil de Team Crema
Team Crema  January 11th 2023

En el freelance, las relaciones públicas son muy importantes. Tienen que ver con la reputación que tienes como freelancer, la forma en la que haz trabajado antes, cómo tratas a los clientes, lo que dicen de ti, etc. Las relaciones públicas forman parte de ciertos esfuerzos de marketing que tienen como objetivo protegerte para atraer y conseguir nuevos proyectos. Al igual que para forjar conexiones útiles. Las relaciones públicas se pueden gestionar con éxito de muchas maneras: desde asistir a eventos de networking y ser alguien que la gente quiere conocer, con quién se quieren asociar. Pero, como en todo, puedes cometer muchos errores que dañen la imagen que la gente tiene de ti. Eso, claramente, no es bueno para tu negocio de uno.

En este artículo te diremos cuáles son 5 de esos errores, lo más comunes, que estás cometiendo que terminan afectando tu reputación. Tomen nota, si esto es algo que están activamente haciendo, hay que cambiarlo; pero si eres una persona que va empezando su vida profesional, tenlos en mente para no cometerlos.

1. Tu Twitter está lleno de negatividad

Twitter es una plataforma peligrosa de tener. Cualquier indicio de ataque a alguien más en algo que tú escribiste, o dar retweet a publicaciones cargadas de ira, puede ser un gran daño para tu reputación. Pensarías que es algo que jamás harás, pero, te sorprendería saber la cantidad de freelancers que caen en este error. Considera que hay muchas personas que analizan las redes sociales de las personas con las que van a trabajar; si te toca la suerte de que alguien revise tus redes, ¿qué se van a encontrar? ¿deberías cambiar algo? Si tu respuesta es sí, mejor haz esto: comparte el trabajo de otras personas y di lo que te gusta de ello, escribe sobre tus avances en proyectos, tus logros, etc. Básicamente publica actualizaciones significativas que alguien más pueda encontrar útil.

2. Compartes demasiadas fotos personales

A la mayoría de nosotros nos encanta publicar nuestras selfies al mundo, al igual que fotos de nuestros sobrinos que amamos, pero, ¿es realmente lo que quieres que tus clientes sepan de ti? Al final del día, las redes sociales atraen ciertas audiencias, todas distintas para diferentes enfoques, entonces si lo que quieres es que ese enfoque vaya hacia tu trabajo, deja de lado a los bebés. Ahora, nadie está diciendo que dejes las actualizaciones personales para siempre. En lugar de eso, quizá deberías moderar lo que compartes y cuánto compartes. ¿Cuál es el propósito de tu cuenta si lo vinculas a tu negocio como freelancer? Los clientes potenciales preferirán ver tu trabajo y de dónde sacas inspiración. Se supone que debe ser una reafirmación creíble de lo que han visto en tu portafolio o página web. Así que asegúrate de curar el contenido.

3. Cierras puertas innecesariamente / pierdes oportunidades perfectas

Recuerda esto siempre: todo el mundo tiene el potencial de ser un gran contacto para ti, ahora y en el futuro. Si esto no lo tienes en mente al estar trabajando como freelancer, podrás estar cometiendo el gran error de ignorar oportunidades que se te presentan. Lo mejor que puedes hacer en estos casos es hacerte amigo de todo el mundo. Nunca sabes con quién estarás trabajando, quién podría llegar a ser tu jefe o tu siguiente cliente. Recuerda que el mundo es más chico de lo que parece.

4. Subestimas el poder de la amabilidad con tus colegas los freelancers

Algo que hay que saber del freelance es que los demás no son necesariamente tu competencia. Cada quién trae a la mesa lo suyo, lo que lo hace único, por lo que cerrarse a solo verlos como competencia puede llegar a ser un gran error. Tu reputación va más allá de tu trabajo, de tus clientes, va también a otros freelancers. Claro está que no digo confíes en todo el mundo, todo el tiempo, pero dales el beneficio de la duda antes de cerrarte y construye una red local que incluya a gente igual de amable que tú, que comparta el trabajo y te apoye en todo momento.

5. Hablas mal de otros freelancers de la comunidad

Todos podemos caer en el error de quejarnos de los demás, de criticar sus errores, sobre todo por la competencia tan negativa que se forma entre la comunidad freelance. Pero, como decían nuestros ancestros, todo se regresa, y eso puede ser muy dañino para tu reputación. Entendemos que quejarse es normal, necesario inclusive, pero debemos aprender a hacerlo menos. Al final del día, todos estamos en el mismo camino cometiendo errores. Es la vida en sí.

Para terminar, tener una reputación positiva es bueno para los negocios. Mejora tu posición en la comunidad freelance al ser alguien agradable con quien la gente quiere trabajar. De esta forma puedes construir una red valiosa que te puede ayudar; puede ser esa fuerza del bien que te abra las puertas cuando lo necesites. Sabemos que no es fácil mantener una grandiosa reputación, pero tomando pequeños pasos para mejorar es como se consigue a la larga. Y, quién sabe, tal vez disfrutes más tu trabajo a la larga.

Up