tips

Cómo cobrar siendo freelancer

Cuando uno se adentra en el mundo de los freelancers, es difícil saber cuánto cobrar y cuál debe ser la tarifa por hora o por día. En realidad es como si no hubiera reglas ni soluciones obvias, simplemente es cuestión de prueba y error.

Cómo cobrar en el freelance
Foto de perfil de Team Crema
Team Crema  May 20th 2022

Cuando uno se adentra en el mundo de los freelancers, es difícil saber cuánto cobrar y cuál debe ser la tarifa por hora o por día. En realidad es como si no hubiera reglas ni soluciones obvias, simplemente es cuestión de prueba y error.

No quieres cobrar demasiado y quedarte fuera del mercado, pero tampoco quieres venderte bajo. Sobre todas las cosas recuerda que tus habilidades son valiosas, así que es muy importante que fijes bien tus tarifas antes de hablar con cualquier cliente potencial, o bien, irlas modificando mientras generas experiencia.

A continuación, te damos una serie de consejos sobre cómo calcular tu tarifa como freelancer:

  1. Investiga a profundidad Un primer paso importante es investigar para ver lo que cobran otros freelancers por trabajos parecidos en tu zona. Si tienes amigos freelancers más establecidos, pregúntales cuál es su tarifa por hora; compara y establece un precio que consideres que refleja tus habilidades y experiencia, pero asegúrate de que siempre sea competitivo.
  2. Calcula tus gastos generales A la hora de considerar cuánto cobrar, se deben tener en cuenta todos los costos de tu negocio. Ya sea la renta de tu oficina (si es que la tienes), los seguros, los viajes, la papelería, los materiales, etc. Tienes que cubrir tus gastos, así que asegúrate de que tu tarifa por hora sea razonable y realista.
  3. Toma en cuenta el tiempo perdido No puedes pretender cobrar 40 horas facturables a la semana, sobre todo porque siempre hay tiempo perdido al ocuparte de otras cosas cotidianas y descansos. Asegúrate de tener en cuenta todas esas horas no facturables a la hora de fijar tus tarifas.
  4. Pregúntate cuánto quieres ganar Otra forma de obtener tu tarifa es preguntándote cuánto te gustaría ganar al año; teniendo en cuenta tus horas semanales facturables y la cantidad de vacaciones que quieres tener. De esta forma es algo más en base a lo que deseas y sabes que mereces.
  5. Sé flexible Cuando empieces a hablar con los clientes te darás cuenta de que una tarifa por día, u hora, no se adapta a todos. Por lo tanto, es importante que tengas tu tarifa mínima por hora en mente, es decir, lo más bajo que estás dispuesto a cobrar, por si tienes que negociar con tu cliente. De esa cifra no bajes más ya que debes recordar que tienes que cubrir los gastos generales y los costos de la empresa. Créenos, no quieres quedarte sin dinero.
  6. Sé transparente con temas de dinero Todo el mundo tiene temas hablando sobre el dinero. Pero cuando éste sale a relucir con los clientes, hay que sentirse cómodo, abierto y honesto sobre cuánto se cobra y por qué. No tengas miedo de negociar y ten confianza en ti mismo, en tus capacidades y en lo que vales.
  7. Presupuestos Cuando te reúnas con un cliente potencial por primera vez, intenta establecer su presupuesto antes de darle tus tarifas. Así podrás adaptarte al cliente, o bien, decidir si eres la persona correcta para ello. Si el cliente espera pagar un precio exageradamente bajo por tu tiempo, es una buena red flag de que debes huir.
  8. Elige tu estrategia de precios A la hora de calcular el precio de los proyectos que aceptaste, hay que tener en cuenta dos formas de cobrar: por tiempo o por proyecto. El tiempo es cuando registras tus horas/días y luego facturas al cliente en consecuencia; el proyecto es cuando calculas cuánto tiempo crees que durará un trabajo y proporcionas un precio fijo por adelantado. Elige la que mejor se adapte a ti.
  9. Crea un tabulador Como es probable que tus tarifas difieran de un cliente a otro, crea un documento de Excel para llevar un control. Consúltala cada que conozcas un nuevo cliente potencial y modifícalo a como sea necesario. En Crema tenemos uno ya creado que te puede ayudar a empezar, disponible en esta liga.
  10. Respira, estarás bien No te preocupes demasiado por tener una tarifa fija, es inevitable que ésta varíe de un proyecto, o cliente, a otro. Ten en cuenta la competencia y la situación económica, y con eso estarás bien.

Si aún sientes que necesitas más ayuda para saber cuánto y cómo cobrar, tenemos lo que necesitas. Nuestro primer Talks by Crema abrió con una clase sobre éste tema con la Lic. Bárbara Millote en el cual se dieron detalles muy útiles para saber calcular tu tarifa como freelancer. Aprende, junto con nuestros 100 asistentes, a darte el valor económico que te mereces, da click aquí.

Por otra parte, en Crema estamos reuniendo datos sobre nuestra comunidad para poder dar un tabulador general sobre las tarifas de los freelancers en Latinoamérica y así puedas mejorar tus precios. Agradecemos tu apoyo respondiendo esta encuesta para poder compartir con ustedes esta información tan valiosa!

Up